Seguimiento especial de Transvulcania 2017
26 abril, 2017
Ver todo

Seat León X-Perience, el rey de la selva y tal…

Seat León X-Perience

Me sorprendió gratamente que Seat se pusiera en contacto conmigo para ofrecerme una colaboración como esta. No imaginaba que una firma de coches de este nivel pudiera interesarse por un paquete como yo para que condujera uno de sus modelos por las carreteras de España. Y la verdad es que ha sido una experiencia brutal. No recordaba ya la sensación de subirme a un juquetito nuevo y disfrutar conduciendo. Acostumbrado a mis últimas “cafeteras”, el Seat León X-Perience es una nave espacial.

Lo primero que me llamó la atención fue el maletero. Podía meter los skis, las botas las zapatillas, dos mochilas… y aún me sobraba la mitad de espacio. Así que decidí que Martín, mi hijo, me acompañara a más de un entrenamiento con su bici-moto. ! Cabía de sobra ¡

El campeonato del mundo de la IAAF en Penyagolosa (Castellón) ha marcado mi calendario en estos últimos meses. De Jaca al circuito donde se iba a celebrar el mundial hay 420 kilómetros. Pues bien, recorrí esa distancia ( ida y vuelta, es decir 840 kms ) hasta en cuatro ocasiones en un mes. Valió la pena. Siempre recordaré la sensación de volver a casa con la medalla de campeón colgada en el espejo retrovisor y con Martín cantando en el asiento de detràs.

Manejar este coche es una sensación increíble. Además de comodidades que ya conocía que existen hoy en día por las revistas de coches, como el control de velocidad o el ordenador de viaje, me dejaron alucinado cosas como la alarma de cambio involuntario de carril. ¿Cómo es posible que un coche se de cuenta de eso? O el asistente de frenada de emergencia. ¡El coche frenó sólo cuando me acerqué a un camión! Se lo conté a mi mujer, Nieves, y no me creía. Le tuve que dejar conducir a ella para que lo comprobara.

Pero uno es tan básico que la característica del coche que más me ha gustado es la del manos libres bluetooth. Sincronicé los contactos del móvil y a hablar por teléfono sin riesgo a que me denuncie la Guardia Civil. ¡Es el invento del siglo!

12.000 kilómetros con el  Seat León X-Perience en estos dos últimos meses me han permitido visitar la UCAM de Cartagena; cuatro veces Penyagolosa como os he contado; el Salón del Deporte Cincasport en Monzón, donde ofrecí una conferencia; Langreo y la mina del Pozo Sotón, menuda experiencia más salvaje correr dentro de una mina… Por cierto, en este viaje, a mitad de camino paré a descansar en el coche porque me entró sueño y la verdad es que no se duerme nada mal… Mejor que en alguna cama…

Gracias a SEAT he podido presumir delante de mis amigos y de mi familia de llevar una nave espacial que me ha permitido sentirme como el rey de la selva… el León y tal…

¡Saludos!

luis alberto campeonato del penyagolosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *